Publicado: 18 de Agosto de 2014

Los adoquines de La Trinidad serán suprimidos tras 7 años

El Cabildo y el ayuntamiento destinarán casi 140.000 euros a cambiar los adoquines por asfalto, así como a dotar de nuevo mobiliario urbano una de las principales entradas a la ciudad.

O. González, La Laguna

Apenas siete años después de la inauguración del tranvía, infraestructura que motivó la colocación de los controvertidos adoquines en varias vías de La Laguna, las administraciones se han visto en la obligación de proceder a su retirada debido al mal estado en el que se encuentran.

La primera actuación de este tipo, a la que seguirán en el tiempo otras hasta su total eliminación, se realizará en un tramo de la céntrica avenida de La Trinidad -el comprendido entre la calle El Juego y la calle Pablo Iglesias-, una de las principales arterias de entrada a la ciudad y cuyos adoquines presentan una imagen poco apropiada para la imagen de La Laguna y suponen, además, un peligro para peatones y vehículos.

La actuación que se pretende hacer y que con casi total seguridad comenzará antes de finales de mes (el 25 de agosto), consiste, según figura en el proyecto redactado por el ayuntamiento, en "eliminar las zonas adoquinadas existentes entre la alineación de las aceras y la plataforma tranviaria, así como los encuentros con las bocacalles transversales a la avenida".

Para ello, el tramo afectado será asfaltado y señalizado, y se dotará de nuevo mobiliario urbano, consistente en papeleras en ambos márgenes de la avenida, con el fin de homogeneizar toda la zona comercial.

Según destaca el concejal de Seguridad Ciudadana y Movilidad del Ayuntamiento lagunero, José Alberto Díaz, "estas obras mejorarán la avenida de la Trinidad, no solo su estética como puerta de entrada a la ciudad, sino también se verá mejorada la seguridad de los vecinos y comerciantes de la zona".

El proyecto, en el que se invertirán algo más de 139.000 euros, se enmarca en el programa sectorial para la potenciación de zonas comerciales abiertas de Canarias, suscrito entre la Dirección General de Comercio de Canarias y el Cabildo de Tenerife, desde el área de Empleo, Desarrollo Económico, Comercio y Acción Exterior.

Y como quiera que La Trinidad es una vía con una densidad de tráfico muy alta, la idea es que la obra no se prolongue más allá de dos meses. Es más, según destacan desde el propio consistorio, "considerando la prioridad y la gran molestia que ocasionará la obra, se intentará reducir el tiempo de actuación lo más posible".

Aunque ahora la idea es eliminar los adoquines, no es la primera vez que las administraciones se ven obligadas a actuar por su mal estado. Primero en 2011 y luego en 2013, el ayuntamiento ya se vio obligado a actuar en varios tramos debido al mal estado que presentaban. En ese momento, las actuaciones se produjeron en el cruce de La Carrera con San Juan, en el cruce de esta última vía con Herradores y los aledaños de La Catedral. Además, se actuó también en las respectivas intersecciones de la calle Tabares de Cala con San Agustín, La Carrera y Herradores.

Y al margen de la actuación urgente que ahora se va a realizar en la avenida de La Trinidad, la idea es que en los próximos meses la actuación se extienda a otras vías como la avenida de Los Menceyes, en la que los adoquines presentan el mismo mal estado y son motivo de queja diaria por sus usuarios.